Entradas

A partir de que edad deciden los hijos con quién irse a vivir?

Divorcios y rupturas con hijos

Esta pregunta la hemos oído muchas veces en nuestro despacho de abogados de Sabadell en personas que se plantean el divorcio. La respuesta rápida sería a los 18 años, en que deja de estar bajo la guarda y custodia de sus padres puesto que alcanza la mayoría de edad.

Pero, y si es menor de edad?

Vaya por delante que mientras un hijo sea menor de edad no puede tomar la decisión de con cual progenitor quiere irse a vivir, pero es cierto que los menores tienen que ser escuchados y su opinión puede ser tenida en cuenta a la hora de determinar el mejor sistema de guarda y custodia en caso de separación o divorcio.

El derecho del menor a ser oído

El Tribunal Supremo ya ha reiterado en varias sentencias que es necesario oír siempre el menor en los procedimientos que directamente les afectan.

Evidentemente no todos los niños pueden ser escuchados, se requiere por tanto que ese niño tenga la edad y madurez suficiente para que su opinión pueda ser valorada como fundada.

La ley considera que esa madurez se tiene cuando se alcanzan los 12 años de edad

Por tanto los mayores de 12 años, habrán de ser oídos SIEMPRE en los procedimientos judiciales en los que se decida sobre su guarda y custodia o sobre otros aspectos que les puedan afectar.

En la legislación catalana el Artículo 233-11 CCcat, al establecer los criterios para determinar el régimen y la forma de ejercer la guarda indica que para determinar el régimen y la forma de ejercer la guarda, es preciso entre otros, tener en cuenta, «e) La opinión expresada por los hijos.»

La importancia de apartar a los hijos del proceso judicial

Ahora que ya sabemos que los hijos menores de edad debemos poner especial importancia en recordar que debe evitarse a toda costa que los hijos menores se impliquen en los procedimientos judiciales.

La necesidad de que el menor sea escuchado no debe ser confundirse con que el menor sea el responsable de la decisión que compete al Juez. Se debe evitar por tanto ejercer presiones sobre los menores para que se expresen de un modo u otro. La decisión del Juez será más o menos correcta si realmente refleja la verdadera necesidad que los menores tienen y no las que hayan podido querer los padres que expresen.

Si tienes dudas sobre asuntos de familia, divorcios, guarda y custodia, podemos ayudarte, no dejes de CONTACTAR con nosotros, somos abogados especialistas en derecho de familia con más de 20 años de experiencia en el sector.

Pensión de alimentos cuando hay custodia compartida?

pension de alimentos y custodia compartida

Una de las preguntas más habituales que se nos suele hacer en nuestro despacho de abogados de Sabadell es si hay que pagar pensión de alimentos cuando hay establecido un sistema de guarda y custodia compartida.

Si quieres una respuesta rápida porque no tienes tiempo de leer es «si». Pero la respuesta correcta, como es habitual en derecho, sería de que dependerá de cada caso y circunstancias.

En caso de divorcio o separación los hijos no dejarán de comer

Coincidiremos que a pesar de la ruptura los hijos no dejan de tener gastos y los responsables de cubrir esos gastos son los padres.

Existe la creencia generalizada de que en casos de custodia compartida y como generalmente los hijos pasan el mismo tiempo bajo la guarda de un progenitor que con el otro, no debe establecerse pensión de alimentos a cargo de ninguno de los dos.

Este criterio podría ser aplicable en los supuestos en que ambos progenitores tienen ingresos y patrimonio semejantes, pero no parece razonable ni justo que si los padres tienen una situación económica distinta tengan que afrontar de igual forma los gastos de los hijos.

Quizás lo veamos más claro con un ejemplo, imaginad una pareja con un hijo que se va a separar y quieren establecer una custodia compartida porque consideran que es la mejor para su hijo pero no se ponen de acuerdo en como afrontar los gastos del mismo que ascienden a 800 euros mensuales. El padre gana 1.500 euros mensuales y la madre 600 euros. Si pagaran a medias como propone el padre (400 euros cada uno) al padre le quedarán 1.100 euros que le permitirá alquilar una nueva vivienda mientras que la madre se queda con 200 euros con los que apenas podrá afrontar su propio sustento.

Verdad que no parece justo?

Que dicen los Jueces?

La Sentencia 32/2018, de 12 d’abril de 2018 del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya nos puede servir para ver por donde van a ir los jueces.

Nos dice muy claramente que «la forma de ejercer la guarda de los menores, en caso de separación o divorcio de los progenitores, no altera el contenido de la obligación de alimentos hacia los hijos comunes«

Y seguidamente, cita otras dos sentencias, TSJC 29/2015, de 4 de mayo, y 73/2016, de 28 de septiembre , para recalcar que «en el caso de guarda compartida, no cesa la obligación de alimentos en función de las necesidades del menor o menores y las posibilidades de los padres, por lo cual en caso de que se acredite que la capacidad económica de uno de los progenitores es superior a la del otro, para evitar que las posibles desigualdades económicas puedan alterar la estabilidad del menor e incidir en sus preferencias, se puede optar para compensar la menor capacitado económica de uno de ellos por un sistema de cuenta común o por el establecimiento de una pensión de alimentos a favor del menor que se libre al progenitor que tenga una capacidad económica menor, y esto aunque el tiempo de permanencia con los/las hijos/hijas sea idéntico o similar.»

Por tanto queda claro que hay que examinar cada caso concreto, y cuando la capacidad económica de los padres es distinta puede establecerse pensión de alimentos.

Coronavirus y Divorcio

Con la intención de saber hacía donde vamos y cómo saldremos de esta situación de alarma por la pandemia del COVID19, estos días leemos atentamente las noticias que nos llegan de China y nos ha llamado especialmente la atención la notícia de un aumento considerable de los divorcios debido al aislamiento forzado o confinamiento de las parejas por el coronavirus.

Curiosamente también se hablaba de un babyboom dentro de nueve meses fruto de esta larga estancia de las parejas juntas en casa durante tantos días.

En Omniumlegal Abogados tenemos más de 25 años de experiencia en divorcios y guarda custodia de menores en la provincia de Barcelona y ciertamente el tópico de que tras las vacaciones de verano aumentan las demandas de divorcio es relativamente cierta.

Los expertos en la materia coinciden de que las relaciones de pareja se pueden resentir de esta situación de aislamiento que estamos padeciendo y principalmente derivado de gestionar determinadas situaciones límites que se dan estos días de confinamiento en los hogares, como por ejemplo, la dificultad de encontrar espacios propios en una vivienda con niños.

Aunque estamos viviendo el confinamiento como una medida para evitar la propagación del coronavirus, no podemos olvidar que ello nos obliga a convivir las 24 horas con las parejas, cuando antes estas tenían sus vías de escape y podían gestionar mejor las tensiones familiares. Es decir, estamos ante una convivencia obligada como podría serlo un distanciamiento obligado por ejemplo por trabajo. Si las relaciones a distancia se resienten podemos pensar que las relaciones hiper cercanas también pueden hacerlo.

Puede ocurrir que durante este periodo conozcamos realmente a nuestra pareja y que lo que veamos en ella no nos guste o que descubramos que no está a la altura de una situación como la que nos ha venido impuesta. No debemos sentirnos mal por plantearnos el divorcio una vez termine esta situación, quizás la relación estaba ya mal y el confinamiento solo ha acelerado la decisión, y como siempre decimos:

«Más vale un buen divorcio que un mal matrimonio».

En nuestro despacho somos abogados especialistas en divorcios y buscamos siempre la mejor solución para cada pareja, cada familia es distinta y cada familia necesita una solución. Si necesitas más información no dudes en CONTACTAR con nosotros.