¿Qué es la sumisión química y como se castiga en el Código Penal Español?

Abogado penalista delitos sexuales

Sumisión química

Si por algo será recordado este año 2022, es por la irrupción de la llamada sumisión química es decir, el uso de sustancias tóxicas para anular la voluntad de la víctima en todo tipo de delitos de índole sexual.

La sustancia química puede haber sido administrada por el agresor sin que la víctima lo haya detectado o consentido para cometer la agresión.

Puede ocurrir también que el agresor aproveche una situación en la que la voluntad de la víctima está mermada porque ha ingerido alguna sustancia, y por tanto no se halla en condiciones de dar su consentimiento.

¿Qué dice el Código Penal?

La sumisión química no aparece regulada expresamente en nuestro Código Penal pero si puede quedar comprendido como u delito de abuso sexual recogido en el artículo 181.2 del Código Penal:

“Se consideran abusos sexuales los que se ejecuten sobre personas que se hallen privadas de sentido, así como los que se cometan anulando la voluntad de la víctima mediante el uso de fármacos, drogas o cualquier otra sustancia natural o química idónea a tal efecto”.

El Código Penal no distingue en si el agresor es o no quién que ha administrado la sustancia a la víctima y lo incardina en el ámbito del abuso sexual (no de la agresión sexual) al entender que la administración de estas sustancias no es violencia.

Al estar anulado el sentido y la voluntad de la víctima no resulta necesario ejercer la fuerza ni la intimidación y por ello, con la actual legislación, solo podría encajarse en un delito de abuso sexual.

Así, el Código Penal no establece una agravante para la sumisión química: se entiende que al estar anulada la voluntad de la víctima (mediante el uso de dichas sustancias por parte del agresor o agresores), no es necesario usar la fuerza ni la intimidación, por lo que se tipifica como abuso sexual, no como agresión.

Las penas de cárcel

El delito de abuso sexual se castiga con pena de prisión de 1 a 3 años mientras que la agresión sexual puede llegar a los 5 años y hasta los 12 años de cárcel si concurren determinadas agravantes.

¿Necesitas un abogado experto en delitos sexuales?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.